Páginas

lunes, 20 de octubre de 2014

De la A a la Z: letra F

Un mes más, me uno a la iniciativa de Miss Lavanda, de la A a la Z





Hoy nos toca la letra F, en mi caso...F de Frío!!! (sí, yo soy de esas que está esperando como agua de Mayo que empiece a hacer frío, mucho frío...)



Si quieres ver el resto de propuestas, pincha aquí!!

Y yo me despido con la F de Francia, porque me voy 5 díitas a París, a la vuelta, os cuento cómo me ha ido :)

viernes, 17 de octubre de 2014

31 días de otoño...

Buenos días!!

Las que me seguís en redes sociales, sabéis que desde el día 1 de Octubre estoy embarcada en un proyecto fotográfico, que consiste en 1 foto al día durante todo el mes de Octubre, con la temática Otoño...en mi caso, cómo trabajo de partido, mis horarios son lo peor del mundo para poder hacer cualquier cosa, así que he centrado el proyecto en MI Octubre...cuando puedo, salgo y hago fotos en exterior, pero cuando no, toca hacerlas en casa...

Si os apetece participar, os podéis unir al grupo de flickr creado para ello, o también al de Hay un trasto en mi trastero, y si sólo queréis seguirnos, anda por ahí el hashtag #31diasdeotoño y podéis ver algunas de las fotos de mis compis.

Y ahora, os dejo con una pequeña selección de Mi Octubre, espero que os guste!!






Cuando lo termine...(si consigo terminarlo) os prepararé otro post con la otra mitad del proyecto

martes, 14 de octubre de 2014

DIY: macetero al estilo Gaudí


Como sabéis, pertenezco al Club Handmade Zaragoza, y entre tanta adicta a las manualidades, de vez en cuando organizamos intercambios y amigos invisibles...

El último que hicimos tenía que estar inspirado en una obra de arte, ahí es nada! La personita a la que le tenía que regalar no era otra que Paloma de Palomanitas (os sonará por el intercambio de Amelié)...total que cuando vi que me había tocado ella, me entraron los 7 males! y es que Paloma es muy guay, y sabe hacer un montón de cosas, y todas las hace súper bien, y a mí se me puso una presión encima que a pocas muero en el intento jaja

Paloma es súper práctica, además le falta espacio (el síndrome de Diógenes que tenemos no es bueno para los mini pisos de hoy en día jaja) así que me decanté por prepararle una maceta con estilo Gaudí...


Aquí os dejo con el paso a paso y el resultado final ;)



El primer paso es envolver el plato en la toalla y empezar a golpear con el martillo



Al principio es divertido pero desde ya os aviso que os va a doler el brazo, porque ahora hay que ir haciendo trozos más pequeños!!


Yo no tenía las herramientas adecuadas para romper los trozos en trocitos, por lo que me tuve que armar de paciencia y ayudándome de un trozo de madera y martillo en mano ir consiguiendo esos trozos más pequeños...


El siguiente paso es hacer una mezcla con cemento y agua para ir pegando los trocicos a la maceta


Fui poco a poco, y coloqué los trozos al tuntún, al ser todos blancos no tenía la necesidad por ahora de ir formando un dibujo...


El sobrante lo iba retirando con una bayeta...


Una vez colocados todas las piezas, hay que dejar secar durante al menos 8 horas

Después hice la mezcla con la lechada para unificar y rellenar huecos...


Y otra vez, dejar secar para que todo se asiente en su sitio y no se nos vayan cayendo las piezas...es muy importante respetar el tiempo de secado (para las ansiosas cómo yo esto es lo peor, pero es lo que hay!!)


Vale perfecto! ya tenemos la primera parte, ahora vamos a pintar el borde de arriba, elegí un tono turquesa/mint porque sabía que a Paloma le gustaría jijij


Y  con los esmaltes escogidos, fui pintando algunas de las piezas


Y aquí tenéis el resultado final...



Os gusta? a Paloma parece que sí le gusto, y yo la verdad, que contra más la miro, más me gusta!!

Ah! también había que añadir una tarjetita contando en qué obra había estado inspirado el regalo, y para ello preparé con trocitos de washi tape otro mosaico...

 


Y  robo la foto que Paloma colgó en Instagram, porque me encanta cómo queda en el césped :P


Es un proyecto un poquito más complicado de los que os suelo traer, y hay que armarse de paciencia, pero el resultado puede quedar muy bonito!! 


viernes, 10 de octubre de 2014

Sopa de sobre la casa de mis sueños

Últimamente estoy en plan sincero y hoy os tengo que confesar que el tema de la decoración no es algo que me haya quitado nunca el sueño ni que me haya apasionado. A ver, que como a todas, me gusta tener la casa bonita y esas cosas, pero nunca me he detenido a empaparme de los diferentes estilos que existen, ni de sus características ni a ver con cuál me identifico más. Yo soy un poco ecléctica y me gusta ir adquiriendo cosas que me gustan, sin más.

Obviamente hay cosas que me gustan mucho, como las casas cálidas, las que cuentan una historia a través de sus elementos, las que se nota que han sido y son “vividas”.  Y hay  otras que me horrorizan, como las que parecen sacadas de un catálogo de los que te dejan en el buzón: casas frías, sin personalidad, llenas de ángulos rectos, con cuatro elementos decorativos sosos y sin gracia y que no dicen absolutamente nada de quien las habita. Y por triste que parezca, me temo que éstas abundan en demasía.

Yo crecí en una casa de gustos sencillos pero personales. Mi padre fabricó muchos de los muebles que la componían, como la cocina, el armario de su habitación, la mesa desde la que os escribo… Todo de madera, lo que opino, desde mi más profunda ignorancia en este tema,  que le da un toque cálido y acogedor. Estaba orientada perfectamente, tenía luz (¡y qué luz!) desde que amanecía hasta que se ponía el sol  Además, nuestros muebles estaban llenos de libros, de muchos libros,  de cosas que íbamos adquiriendo en nuestras vacaciones (y no, no hablo de ceniceros con lo de “Recuerdo de Benidorm”, sino de piezas artesanales de barro, madera, cristal, mimbre…), así que reconozco que mi “estilo” favorito es el de la casa de mi niñez.

Por eso hoy os voy a hablar del que es, sin duda, el hogar de mis sueños. Y no ha sido imaginado ni diseñado por mí: es una casa real, es la casa de una de mis ilustradoras favoritas: Geninne. (por cierto, si no la conocíais, me alegro de haberos brindado esta oportunidad, porque sus obras son realmente bellas y delicadas)

Mi casa no es que se pareciera a ésta. Yo vivía en un piso y la de Geninne es una casa espectacular. Pero tiene algo que me recuerda irremediablemente a ella, y es que cada rincón está plagado de pequeños detalles. 

Así que sin más dilación, os dejo una serie de fotos para que podáis disfrutar de esta maravilla.



No me digáis que no son una maravilla todos y cada uno de los detalles que tiene por casa... 
Y con una cocina así... ¡¡hasta yo me animaría a cocinar!!. 



Es que mirad qué espacios....


Mirad el dormitorio y el baño.... aysss...



Tiene un espacio de trabajo de ensueño... 


Pero lo que más me enamora de todo, es esta luz:



¡¡¡Ah!!! y Turbo, ¡¡claro!!



* Todas las fotos han sido sacadas del facebook de la artista y de su flickr

lunes, 6 de octubre de 2014

De cómoda de dormitorio a vajillero de salón

Buenos días!

Hoy os enseño el cambio que ha dado la antigua cómoda de mis abuelos...

Cuando me cambié a esta casa, quise recuperar varios de los muebles de mis abuelos, dándoles un aire más actual, más en mi estilo...esta cómoda estaba en su habitación, haciendo las veces de tocador, con un espejo arriba...y yo me la quería llevar al salón!

Así que me puse manos a la obra...



En su inicio la cómoda llevaba una encimera de mármol, y al quitarla dañó un poquito la superficie, pero al lijar la superficie ya no se notaba...




Los pasos a seguir son sencillos...lijar, limpiar, decidir colores y pintar!!

Utilicé mi pintura de cabecera, la que nunca me falla,  pintura acrílica multiusos de Tkrom


Empezamos!


Primero apliqué pintura por todos los bordes y con decoración...




Las patas tenía claro que no las quería en el mismo color, pero no me decidía, así que las dejé sin pintar para ver el efecto y decidir posteriormente...

Los cajones llevaron su trabajo...pero más de lo mismo, lijar, limpiar, pintar...


...dan ganas de soplar eh

Una vez pintado todo el mueble, tocaba decidirse por las patas...


Finalmente me decanté por hacer una chalk paint casera (muy muy pronto el contrapost a favor de esta, con receta incluida, de mientras podéis ver las desventuras de Helena · Sopa de Sobre con la chalk paint)


Patas grises!




et voilà

El porqué de que los pomos tuvieran un toque amarillo, no era otro, que porque el cuadro que ya os enseñé aquí, tiene estos tonos, y me apetecía que todo tuviera un punto de unión...



¿Qué os parece? Os gusta cómo ha quedado?

Yo estoy súper contenta, además con esto, completo los puntos 24 y 25 de la Operación, la casa de mi sueños :P


...




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...